jueves, 1 de agosto de 2013

LAVADOS, Ejemplo práctico: Franceses en España.

Se trata de un regimiento de línea francés, donde los colores de los uniformes están basados en varias láminas y libros de uniformes.

Para empezar, un detalle de los distintos pantalones usados en combate. Se hace destacar que el color predominante no era el marrón, si no que se cogía cualquier tela existente en ese momento. Por eso hay tal disparidad en los colores










Una vez acabado con los pantalones (y muchísimos otros detalles) los montamos en las peanas y las empezamos a decorar.


Este es el momento de comenzar a "enguarrar" los pantalones. ¿Cómo enguarrarlos? La forma más sencilla es haciendo un lavado.

Pero, ¿QUÉ ES UN LAVADO? Se trata de una técnica que, usando pinturas acrílicas al agua (Vallejo, citadel, Andrea, Foundry, etc.) no es muy compleja.

1.- Se coge un poco de pintura con el pincel.
2.- Se moja el pincel (con la pintura) en el vaso de agua.
3.- El pincel así mojado se seca ligeramente en un papel de cocina.
4.- Se reoiten los pasos 2 y 3 hasta un total de tres veces.
5.- Con el remanente de pintura (descuidad, quedará mucha) se pinta la superficie a tratar. La pintura, al estar tan diluida se colará por todos los huecos de la miniatura, y si esta es lisa, entonces logramos una veladura (como un filtro de color sobre el fondo).

Pues eso es lo aplicado aquí, de varias veces.





OJO: Para conocer el resultado final hemos de esperar hasta que la miniatura esté seca, porque al secarse tiende a oscurecerse. Si nos hemos pasado, no pasa nada. Repasamos con el color que teníamos de fondo y ya lo tenemos solucionado.