miércoles, 27 de mayo de 2015

HEROQUEST 25 Aniversario: Figuras (1) La vampira despertada, decisiones difíciles

Hola a todos

Vuelvo a tomar el tema de HEROQUEST, 25 aniversario, pero esta vez con una figura: "La vampira despertada"


Como se, ve se trata de una miniatura preciosa que nos la podremos encontrar en HEROQUEST, 25 Aniversario. Está fabricada en resina, por la empresa española GAMEZONE.

Como el resto de material de este juego, se lo tengo que agradecer a FORJA Y DESVAN TV.

Decisiones a tomar

1.- El velo, o mejor dicho, el sudario.
Pero, ¿Qué es un sudario? Hasta no hace muchos años a los difuntos se les envolvía en una sábana mortuoria y el rostro se cubría con una pequeña pieza de tela llamada "sudario". Cubriría la cabeza entera y se ponía justo antes de cerrar la caja, de tal forma que durante el velatorio se tenía al difunto con la cara destapada, y en el último momento se le tapaba la cara. Esto se desprende tanto de los cuadros románticos como de la propia literatura.

Cerraron sus ojos
Que aun tenía abiertos;
Taparon su cara
Con un blanco lienzo;
Y unos sollozando,
Otros en silencio,
De la triste alcoba
Todos se salieron.
[...]
GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER

Así pues, es lógico pensar que, al menos en la tumba, esta señora hubiera tenido la cara tapada con un lienzo.

Sin embargo, también es de pensar que al levantarse a morder a su siguiente víctima, se le pudiera resbalar por el hombro, por ejemplo.

Y esa es justo mi interpretación. De dónde lo saco, pues muy sencillo, si hubiera habido sudario, se tendría que ver por alguna parte, y no solo intuir por las arrugas de la cara. Me refiero a que, al menos por detrás, o cayendo por uno de sus lados, debería haber una arista, o marca del sudario, tal y como aparece en estas otras obras




Por esa razón, por no haber hallado nada que me indicara la existencia de sudario alguno,  la pinté sin sudario, con la corona de flores puesta. Como si al levantarse rápidamente, el sudario sele hubiera resbalado por la espalda. Lo cual, por cierto, es más natural.

2.- Transparencias

Efectivamente, es una estupenda figura para realizar transparencias. De hecho, así es como comencé a pintarla. PERO... Resulta que la señorita en cuestión tiene unas pechugas francamente pronunciadas y el resultado era obsceno. Así que hice la tela más opaca, dejando unas ligeras veladuras por la zona de los brazos y el vientre.

3.- Colores.
El color elegido para la piel, aunque no se aprecia correctamente en la foto ni en el vídeo, debido a un efecto de la luz, es gris azulado, con luces en carne clara. Las sombras, en gris azulado.
Una vez elegido el color de la piel había que conseguir un color que destacara con la palidez mortecina. El rojo burdeos me pareció el adecuado.

4.- Belleza de la señorita.
Dado que no conozco a ningún vampiro en persona, solo me queda imaginármelos. Y yo, a los vampiros me los imagino feos. En la novela de Drácula, el conde no es ni medianamente bien parecido. Además ha de ser una criatura feroz. Incluso las acólitas del conde que vivían en el castillo, las que devoran al bebé, en un principio son sensuales, el autor las describe como terribles monstruos. Os aseguro que el día que conozca a alguno, lo trataré de pintar lo más parecido a la realidad.


Vamos, que no me imagino a ningún vampiro "luminoso" ni a hombres lobo metrosexuales.

En fin, una vez tomadas las decisiones, se puso manos a la obra y este es el resultado preliminar. Me explico. Después de hacer estas fotos, pero antes de mandarlas a su destino, se corrigió el rojo de la sábana, y unos toques en la piel








Y aquí, el vídeo definitivo.


Espero que os guste.

Saludos, Juan