lunes, 23 de junio de 2014

Las revistas del hobby publicadas en España (III): Breaking War

Hola de nuevo:

Vuelvo con el tema de las revistas españolas del hobby. En el turno está Breaking War (Wargames de simulación y estrategia) pues ese es su nombre completo tal y como aparece en la cabecera.

Nació al poco de haber desaparecido Wargames, Soldados y Estrategia. Muchos de los que comprábamos esa revista nos lanzamos a comprar esta. Algunos creyeron que iba a ser su continuación, aunque no se por qué. Pues revista nueva, nuevos contenidos.

Es cierto que hereda algo de la anterior, o mejor dicho, que está inspirada en la anterior, pero nunca pretendió ser una continuación.

¿De qué va la revista? Trata de dar una visión de los reglamentos de wargames con miniaturas que hay en la actualidad. Para ello la revista está dividida en secciones, comenzando por dar un repaso a las Novedades, tales como aparición de nuevas marcas, nuevos reglamentos, torneos, etc. 



Después está la sección Pasando Revista: Esta sección enlaza con la portada. Esto es, si la portada trata de la II GM, aquí se habla de todo lo que se vende respecto a ese conflicto. Muy interesantes sus recomendciones.

La sección Camaradas trata de dar a conocer al público en general la existencia y funcionamiento de los distintos clubes que hay por España. En cada se trata uno en concreto, haciéndoles una entrevista. Siempre está bien conocer estos clubes y sus actividades.

La sección más amplia es Plan de Batalla. Aquí se trata de plantear distintos escenarios para los distintos wargames con miniaturas. Son detallados, con su mapa, despliegue, e introducción histórica. Pero ojo. juntos sí, pero no revueltos. Cada reglamento con su escenario. Naturalmente, en cada revista se centran más wargames relacionados con el tema de la portada de la revista, pero sin descuidar los otros sistemas.

Otra parte interesante es Visto por... donde se analiza con amplitud un reglamento, siendo el de este último número el Napoleon At War, aunque también le dedican otro a Imperial Eagle. Es de agradecer que no solo se hable de lo más conocido.

No es de despreciar, aunque para todos hay gustos, el Informe de Inteligencia, donde se nos suelen dar claves tácticas para tener ventaja si se juega tal o cual escenario... 

Cierra la revista unos artículos muy útiles de pintura y modelismo, por los mejores pintores del momento, y una sección de cine, en la que se tratan de las películas mejores sobre el tema central de la revista.


Cuenta, además con listas oficiales para Spain in Flames, ha regalado miniaturas, escenografía...

Conclusión
Como se ve es una revista muy completa, lo esencial para un jugador de wargames de simulación e historia. Además está avalado por los mejores pintores de miniaturas, como El Archiduque. ¿Qué más se puede pedir?



Sin embargo, ha pasado de ser bimensual a ser trimestral. Al parecer las ventas van en sentido contrario a la calidad. Me explico. La revista ha ido creciendo en calidad pero se vende menos. Ahora es MUCHO MÁS INTERESANTE que en sus primeros números. Hay que reconocer que fueron muy valientes por salir cuando lo hicieron. La crisis... nacer a la sombra de una gran revista... Supongo que fue difícil. Por eso mismo, el peso de sus primeros números, algo embarullados, según la opinión de algunos, (los mismos que creían que iba a ser la continuación de Wargames, soldados y estrategia), sumado a la crisis, a la FEROZ competencia con las revistas extrangeras, y a que no HABÍA ningún artículo de historia, estos clientes se fueron a otras publicaciones. Sin embargo es hora de que vuelvan. Eta revista, aunque siga teniendo la misma cabecera, es distinta a sus primeros números. Ha madurado. ¿Qué han de hacer para que vuelvan los lectores? No lo se. Quizá una portada nueva, que haga ver que han cambiado, más presencia en las redes sociales, hacer ruido... Lo que no les recomiendo, y aquí me baso en lo dicho por un director de uno de los diarios más importantes de los que se editan en España, es hacer regalos sin ton ni son: Que la gente compre tu periódico por los artículos, no por los regalos, porque, a la larga, cuando el regalo no sea lo "especial" que quiera el público, no comprarán tu periódico. Ha de ser un complemento del diario y no el leitmotiv. 

Pero esto no deja de ser más que una recomendación y una opinión.