martes, 15 de octubre de 2013

Escenografía paso a paso, SEGUNDA PARTE

Pues continuamos con el trabajo

Una vez seco el yeso, y repito, para este caso da igual escayola, yeso o similar, comenzaremos el proceso con la decoración de la escena.

Debido a un problema grave en el diseño de los caballos no se pueden separar de sus propias peanas, lo que implica que es ahora cuando debemos integrarlos en el elemento. Pero lo normal, lo bueno, es hacerlo casi al final del todo.

Esto supuso una dificultad añadida: disimular las peanas de los caballos.

Pero repito: No se debe hacer, salvo que no quede más remedio.



Para integrar las peanas al suelo me ayudé de una escayola especial que ya viene preparada en pasta. Si no se tuviera, habría que hacer una pasta espesa con la escayola/yeso.

Se ha de hacer con mucho cuidado para no ensuciar el trabajo realizado sobre las miniaturas.




Otra dificultad que entraña el no quitar  la peana es que hay que "adaptarla" al terreno. O sea, que hay que doblarla para que se ajuste.








Se espera a que se seque esta primera capa, y cuando se ha secado se aplica la capa definitiva. Para el camino usé una pasta texturizada de Vallejo: White Pumice. Es muy buena para dar una textura arenosa, ideal para caminos, playas, desiertos y lechos de río.

Una vez acabado, comenzamos a pintar. Debido a la existencia de las miniaturas, no pude emplear el aerógrafo. Hubo de ser a pincel





Esta capa sirve como fondo y de imprimación.

Ahora empecemos a pintar el camino. Es la parte más compleja de toda la pieza. El orden fue: Marrón chocolate (da aspecto de barro), ocre, carne oscura (ambas a pincel seco) y por último, marrón corcho. Este último, junto con el marrón chocolate, es lo que da el aspecto de barro húmedo. Por último, un punteado en marrón chocolate a modo de huellas.




El promontorio central, como iba a ser cubierto con hierba, solo le di un par de manos a pincel seco de color ocre (al gusto). Lo que sí lleva trabajo es la piedra

La zona que iba a ser rocosa, primero se le aplicó una mano de negro mate, para de seguido, darle una mano de color PIEDRA de los acrílicos de TITAN. Para estas cosas la marca TITAN tiene una gama muy buena. Tras el secado de rigor, apliqué una veladura de color púrpura de VALLEJO, luego gris neutral y un pincel seco de Blanco pergamino.





Aquí se puede apreciar un detalle de la roca pintada. Si nos pasáramos con el púrpura, la roca quedaría rosa, algo totalmente inconveniente, hay que aplicarlo con cuidado.







Por último solo nos queda aplicar la hierba. Aquí hay una mezcla de Woodland Scenics y Gale Force Nine. Los "arbustos" son algas coloreadas y "musgo" del que venden para decorar el Nacimiento. Todo ello aplicado con cola blanca.

Espero que os haya servido de utilidad