viernes, 19 de junio de 2015

BITÁCORA: Wargame naval para la 2ª Guerra Mundial

Hola a todos

Hoy, en el apartado de análisis de reglamentos de wargames con miniaturas, le ha tocado el turno a BITÁCORA


Pablo Martínez Galán, su autor, también lo és de TANK KILLER CAPTAIN, del que ya he hablado AQUÍ.


Pues este juego, BITÁCORA, es, en palabras del propio autor, una adaptación naval del wargame para tanques. Pero no es idéntico.

La partida se juega a dos niveles simultáneamente, estratégica y táctica. Esto es: al principio de la partida no se despliega ningún barco. En su lugar se despliegan unos pequeños tableros que simulan la zona del océano donde tiene lugar la acción. Esta es la fase estratégica. Aquí, en estos pequeños tableros, y mediante un sistema parecido al juego de los barcos, uno y otro bando trata de localizarse. Una vez conseguido, y mediante unas reglas de despliegue muy estrictas, se pasa a la acción táctica... O sea, se despliegan las flotillas y comienza la acción en serio. Esta fase estratégica, no es baladí ni superflua, porque puede dar la victoria a un bando, pues se ha escapado con éxito de las garras de su enemigo, por ejemplo.

Lo que sí hay que comentar es que asemeja al sistema empleado en GUADALCANAL, un juego de la veterana y extinta AVALON HILL.


Aunque eso sí, simplificándolo al máximo, porque en el juego americano, esta fase estratégica era compleja, pudiendo dejar, si jugabas mal, totalmente expuesta tu flota a ataques del enemigo... Y eso no aparece en el reglamento español. No digo, ni quiero dar a entender que sea una copia, ni mucho menos, pero sí indico que si has jugado a este juego, te será muy fácil adaptarte a los nuevos tiempos.

Respecto a la parte táctica del juego, todo lo dicho para el juego de tanques es plenamente válido para este gran juego. TANK KILLER CAPTAIN

Solo sí voy a hacer una puntualización: Es EXCELENTE para batallas medianas o pequeñas, como la mayoría de los enfrentamientos ocurridos en la 2ª Guerra Mundial. 

PERO a pesar de lo que nos indica en el propio reglamento, no lo es tanto si queremos representar una gran batalla de la 2ª Guerra Mundial, ni de la 1ª Guerra Mundial o de la guerra ruso-japonesa. ¿Por qué? Porque al emplear tantas fichas como barcos intervinieron, aún reduciendo el número de destructores, nos encontraríamos con un número totalmente inmanejable. Por ejemplo: En la batalla de Midway, por parte estadounidense, intervinieron 26 barcos grandes, sin contar con los auxiliares no las bases (con sus aviones), pero por parte japonesa 16 buques más los de apoyo,  en Jutlandia intervinieron más de 150 barcos ingleses y más de 90 alemanes, y en Tsushima, la flota imperial japonesa tenía más de 50 barcos grandes, los rusos, bastantes menos...

Recomendación: Jugarlo sí, por supuesto... Para batallas medianas. De hecho, si se siguen las instrucciones del generador de batallas, te dará una partida muy realista. En caso de torneos lo correcto sería que el promotor del mismo proponga un número fijo de flotillas por jugador, para evitar que in jugador pueda aparecer con muchísimos más barcos y de peor calidad que su contrincante. Pero esto solo es una sugerencia.

Saludos, Juan